Oriental medicine

 

 

Infografic espanolLa medicina oriental es un término genérico que abarca una serie de prácticas, como el shiatsu, la acupuntura, la moxibustión, la fitoterapia, elementos chamánicos, diversos ejercicios marciales y la meditación, como el tai chi. A diferencia de la medicina occidental, la medicina oriental busca el bienestar general de una persona y no tratar una enfermedad específica, equilibrando el flujo de la energía propia de la persona, o “Qi”, a través del cuerpo para mejorar la salud general. Se cree que las interrupciones de este flujo son responsables de la enfermedad y, de hecho, se dice que en la antigua China los médicos sólo cobraban si sus pacientes permanecían sanos. En Occidente, la idea de salud o de saludable a menudo se presenta y se comercializa como una mercancía “externa” que se consigue en forma de medicamentos, suplementos o dietas rebuscadas. Sin embargo, estas soluciones a menudo sólo sirven de amortiguador o de supresor de un sistema inmune que de otro modo sería potencialmente saludable. La medicina oriental se basa en la idea de que la verdadera salud se autogenera. En la medicina oriental, el médico trata a la persona y no a la enfermedad, y el paciente se convierte en el elemento central activo en el proceso de recuperación. En Japón, la medicina oriental se practica desde hace más de 1.500 años y ha alcanzado un nivel muy alto, sin parangón en el resto de Asia. Al cabo de sus años de estudio intensivo en Tokio, Steve Blair ha perfeccionado un método único adaptado a cada persona que combina las tres disciplinas de la acupuntura, la moxibustión y el shiatsu.

La medicina oriental és un terme genèric que abasta una sèrie de pràctiques, com el shiatsu, l’acupuntura, la moxibustió, la fitoteràpia , elements xamànics , diversos exercicis marcials i la meditació, com el tai-txi . A diferència de la medicina occidental, la medicina oriental busca el benestar general d’una persona, i no tractar una malaltia específica, equilibrant el flux de l’energia pròpia de la persona, o ” Qi”, a través del cos per millorar la salut general. Es creu que les interrupcions d’aquest flux són responsables de la malaltia i, de fet, es diu que a l’antiga Xina els metges només cobraven si els seus pacients romanien sans. A Occident, la idea de salut o de saludable sovint es presenta i es comercialitza com una mercaderia ” externa ” que s’aconsegueix en forma de medicaments, suplements o dietes complicades. Tanmateix, aquestes solucions sovint només serveixen d’amortidor o de supressor d’un sistema immune que d’altra manera seria potencialment saludable. La medicina oriental es basa en la idea de que la veritable salut s’autogenera. El metge tracta a la persona i no la malaltia, i el pacient es converteix en l’element central actiu en el procés de recuperació. Al Japó, la medicina oriental es practica des de fa més de 1.500 anys i ha assolit un nivell molt alt no comparable a la resta d’Àsia. Al cap dels seus anys d’ estudi intensiu a Tòquio, en Steve Blair ha perfeccionat un mètode únic adaptat a cada persona que combina les tres disciplines de l’acupuntura , la moxibustió i el shiatsu .

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Illustration by Etsuko Nagahama // Photos by Harumi Urano
Web Design by Barracuda Designs